Caballos en el Ashram


Nuestro amor por los caballos

Los caballos han representado a través de todos los tiempos la libertad del espíritu, la vida en comunidad, el coraje y la fuerza.

En el Ashram contamos con una manada de yeguas que forma parte de nuestra familia y continúa asombrándonos con su nobleza. El poder vivir cerca de ellas es para nosotros un continuo aprendizaje y una bendición.

Solo los que sentimos pasión por estos seres sabemos lo que sucede al estar cerca de ellos. No hace falta hacer nada, su simple presencia es transformadora en todos los niveles, a tal punto que es casi imposible encontrar las palabras para describirlo.

Un buen ejemplo es lo que ocurre en la Equinoterapia Tradicional alrededor del mundo. Niños y niñas con autismo, personas con discapacidades o enfermedades terminales, solo estando cerca de ellos transforman sus comportamientos, mejoran su salud o simplemente manifiestan un profundo sentimiento de felicidad al estar en su presencia.

Para nosotros se trata de su poder de sanación. Una energia innata que los rodea y los hace tan especiales.

 

 

Su rol en la historia del Sikh Dharma

Hay muchas historias sobre los caballos y los Guru Sikhs.

Guru Gobind Singh, el décimo Guru, era famoso por su caballo de color azul. De hecho se le conocía como "neelay ghoray whalla" o "uno con el caballo azul", y muchas canciones populares y vars cantan las hazañas del “jinete del caballo azul". Guru Gobind Singh aprendió el arte de la equitación desde temprana edad bajo la guía de su tío materno, Bhai Kirpal Chand.

A medida que fue creciendo, se convirtió en un jinete consumado y pasó tiempo viajando por el campo a caballo bendiciendo a su gente que, inevitablemente, se reuniría donde quiera que el fuera. No está claro de dónde se adquirió el caballo azul, conocido cariñosamente como Neela (que significa "azul"). Pudo haber sido un regalo de un dignatario real o de un devoto.

Hoy en día el linaje de sus caballos continúa en Hazur Sahib, Nanded, India. Ellos se mantienen en establos y se crían a partir del semental original perteneciente a Guru Gobind Singh, aunque con el tiempo el color azul se ha diluido a un blanco grisáceo.

A nadie se le permite montarlos como una señal de respeto y se les presenta en el festival de Holla Mahalla o gurpurbs cuando están bellamente decorados con borlas y equipo de equitación.

En Ashram Luján convivimos con una hermosa manada de yeguas. Una de ellas, llamada Guru Ka Neela (la azul del Guru), es de color conocido como Blue Roan o Azulejo y, dependiendo de la estación del año y la posición del sol, su pelaje da un hermoso reflejo azul.

 

 

Seguinos en: